Morbier

5,98

Es un queso que obtiene  su nombre del pueblo jurásico de Morbier. En el siglo XIX cuando sobraba leche después de la entrega de dicha leche fresca al señor del Condado, los granjeros de Morbier reservaban estos restos de leche en una cuba recubriéndolos con una capa fina de ceniza. Al día siguiente, después de la entrega de la leche a los señores de los Condados, la leche sobrante se vertía sobre la leche de la noche anterior cubierta con ceniza. Los granjeros se reservaban este queso para su propio consumo.

Se elabora con leche cruda de vaca, de pasta prensada no cocida. Tiene forma cilíndrica con caras planas y canto ligeramente convexo. Aroma de heno fresco, acre, como a levadura, olor que no gusta a todos. Tiene un ligero sabor a nata. En origen, las dos capas de queso tienen un gusto ligeramente diferente, siendo la de leche vespertina más frutal que la de la mañana.

Peso

200 gr

Maduración

3 meses.

Pasta

La corteza es natural, sepillada, lisa y homogénea, de coloración que oscila entre gris claro y beige anaranjado. Pasta prensada no cocida , presenta color marfil a amarillo pálido y, eventualmente, algunos ojos; es blanda, mantecosa y elástica, de textura fina. El interior presenta dos capas de pasta, separadas por una línea negra horizontal.

Olor

Aroma a heno fresco, ligeramente acre y mantequilla fresca.

Textura

Textura fina, elástica, blanda y mantecosa.

También te recomendamos…