Maroilles

10,96

Queso de leche cruda de vaca. La leyenda dice que este queso habría sido inventado por un monje en 962. Se hizo rápidamente famoso, haciendo las delicias de muchos reyes (Philippe Auguste, St Louis, Charles VI, Charles Quint, François I) y personalidades (Fenelon, Turenne).
Elaborado en el norte de Francia, durante su maduración es bañado regularmente con salmuera, para posteriormente ser cepillado. Durante el proceso de lavado y cepillado se va eliminando el moho blanco natural, facilitando el desarrollo de bacterias rojas que dan su color cartacterístico a la corteza.
Queso de gran personalidad, se utiliza en el desarrollo de recetas tradicionales como flamiches o tartas de queso.
Tiene una pasta dorada, suave y aceitosa. Su corteza cambia de amarillo a naranja y luego a rojo, dependiendo de su etapa de maduración.

Peso

375 gr

Maduración

2 meses.

Pasta

Corteza suave y algo mohosa, de pasta blanda es uniforme y compacta, más suave bajo la corteza y al final del sazonado, más desmenuzable en el centro de la forma. El color de la pasta varía de blanco a paja, con algunos agujeros muy pequeños.

Olor

Intensidad aromática medio-alta, con aromas algo ácidos y leche cruda.

Textura

Textura cremosa, flexible y fundente a paladar. El sabor es dulce, con una veta ácida muy leve, ligeramente aromático, a veces con regusto a trufa.

También te recomendamos…