Abbaye de Tamié

12,34

El queso de la Abadía de Tamié está fabricado por monjes Trapenses desde 1132. Realizado con leche entera de vaca sin pasteurizar; de corteza lavada similar al cuero y cuyo olor suave va cambiando, conforme el queso madura. El rasgo distintivo de este queso es el color azafranado de la corteza que, al final del periodo de maduración se recubre con un ligero vello blanco. La textura es cremosa e igualada salvo por el centro que es ligeramente más firme. Es un queso semisuave, de un sabor que al principio es dulce, a nuez, haciéndose más pronunciado conforme madura.

Peso

0.200

Maduracíon min

1 mes

Pasta

Pasta amarillenta, sin ojos aunque en ocasiones puede tenerlos

Olor

Olor muy suave y con ligeros matices a mantequilla fresca

Textura

Flexible y semi dura, pero elástica